Hablemos de estilos y tendencias

Hablemos de estilos y tendencias

Hits: 617

En el mundo del diseño siempre habrá una tendencia, siempre existirá una moda o estilo al cual adaptarse. Depende de ti elegir si tu proyecto adoptará una identidad visual específica o si es posible adaptarla a una tendencia vigente. En Dev1150, queremos profundizar contigo un poco más sobre este interesante tema que apasiona a muchos.

Es muy común ver en el campo del Diseño Gráfico a diseñadores y/o empresarios hablando de tendencias, modas o estilos que han de seguir para sus actuales o futuros proyectos, pero ¿realmente existe una regla para ello? Sabemos que cada diseñador o artista gráfico posee un estilo o personalidad artística única, sin embargo, existe una demanda constante de adaptación al mercado, que procura siempre brindar esa chispa de originalidad para de este modo lograr innovar, resaltar y finalmente lograr ser recordados. Solo de este modo garantizamos el éxito de una tendencia visual.

 

Desde luego, también es necesario entender que lo último a la vanguardia puede llegar a ser opcional si hablamos de una marca en especial, puesto que a veces, las tendencias no se acoplan a los objetivos de nuestro negocio o sencillamente a nuestra identidad corporativa. Por ello, pueden existir escenarios en donde ciertas tendencias deben ser descartadas, para de esta manera dar entrada a una opción que realmente cumpla con nuestras expectativas y/o necesidades.

 

No obstante, si hay algo que es de nuestro entero conocimiento es que si hablamos de diseño, sabremos con certeza que todos los días hay cambios, evolución y crecimiento. El diseñador usualmente necesitar emplear una serie de recursos visuales almacenados en su memoria; imágenes, símbolos y otros elementos comunicacionales que logran darle forma al nuevo lienzo hasta por fin convertirlo en arte.

 

Por otro lado, a pesar de los años y la anteriormente mencionada evolución, hay estilos que aún poseen relevancia y por esa razón el diseño retro ha estado cobrando mucho valor en diferentes partes del mundo, sin importar el rubro para el cual se destaque la compañía. ¿Menos es más? aquí estaríamos hablando de minimalismo; una tendencia surgida en el siglo pasado, pero que actualmente ha vuelto a generar impacto en el público, con la premisa de representar la sencillez en su máximo esplendor.


Ahora bien, si no eres diseñador ¿por qué debería importarte esto? Si tienes una página web, intentas impulsar tu negocio a través de redes sociales o quieres crear tu propio blog, jamás querrás pasar inadvertido o parecer anticuado. El diseño que decidas emplear para tu proyecto, será tu carta de presentación para el mundo. Si dedicas tiempo a escribir o simplemente crear contenido de calidad, debes tomar en cuenta que el aspecto visual debe ser moderno y es necesario que destaque sobre los demás.


Además, la tecnología hace lo imposible, posible, por ello es fundamental estar actualizados, con respecto a términos como usabilidad y diseño responsivo, que básicamente habla de la importancia de la experiencia del usuario en el sitio web. Aquí es realmente imprescindible que la interacción del usuario en esta web sea fácil y dinámica, es decir, que sea usable al 100 % ¿Por qué es tan importante? Simple: una agradable experiencia en tu sitio web te asegurará una conversión.
 

Entonces, ¿cuáles son las reglas para tener el mejor diseño? parece complicado, pero es muy sencillo. Primero, es necesario elegir a un verdadero profesional en el área, alguien con visión y pasión por lo que hace, seguidamente es fundamental definir los objetivos a cumplir, entender y reconocer nuestra identidad visual corporativa, adaptar cada acción a ella y finalmente si quieres resultados diferentes, comenzar por romper los paradigmas y establecer un filtro comunicacional que logre establecer a corto o mediano plazo, los mejores resultados para tu inversión.